El retinol renueva las fibras de la piel día tras día, reduciendo
las arrugas desde el interior de forma duradera.